Una década de arándanos en Perú

Hace 10 años, Sierra Exportadora (hoy Sierra y Selva Exportadora) lanzó el programa “Perú Berries”, donde destaca el arándano. Esta iniciativa piloto permitió el desarrollo de dicho cultivo en nuestro país y hoy nos ha consolidado a nivel mundial como el principal país exportador de esta fruta, liderando nuestras agroexportaciones (junto a la uva de mesa).

Fuente: Agraria.pe

Agraria.pe conversó con el Ing. Alfonso Velásquez Tuesta, expresidente de Sierra Exportadora entre el 2011 y 2018, quien destacó que dicho programa fue una política pública, desde la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), orientada hacia la pequeña agricultura

Velásquez comentó que había leído sobre la creciente demanda de arándano en el hemisferio norte, sin embargo, no fue hasta el 2010 cuando la Dirección General de Promoción de Exportación de Chile (Pro Chile) lo invita a una pasantía para conocer de cerca el mundo de los berries.

“Cuando llego a Chile, el consultor internacional en el mercado de los berries, Felipe Rosas (quien luego asesoró la labor de Sierra Exportadora y el programa Perú Berries) tenía preparado un tour que me permitió visitar diversas localidades del sur de ese país donde conocí el nivel de inversión de este cultivo, donde participaban pequeños productores de berries asociados. Así fue el acercamiento al mundo de los berries”, sostuvo.

En septiembre del 2011, Velásquez asumió la presidencia ejecutiva de Sierra Exportadora durante la política de “Inclusión Social” del gobierno de turno. Fue ahí que se reunió a un equipo de colaboradores enfocados en que dicha entidad sea la oficina de gobierno que promueva la inclusión productiva, de tal manera que el pequeño agricultor pueda participar del boom que ya se vivía en la agroexportación peruana.

“Con lo aprendido en Chile y la perspectiva que teníamos, en el 2011 se lanzó desde la PCM una política promotora que socializó el arándano y permitió al sector privado tomar decisiones. Además, la propuesta de Perú Berries conincidió con una presencia incipiente de viveros de origen chileno que promovían dicho cultivo», sostuvo

“La confianza en la propuesta de una institución del Estado, la fe que le pusimos, la necesidad del empresario por encontrar un cultivo nuevo y rentable, que permita pensar en extensas áreas; y el acompañamiento de la prensa; todo eso generó un ambiente promotor, ya que de manera colectiva se hablaba con entusiasmo del arándano, ello generó que poco a poco los empresarios prueben cada vez más este cultivo, logrando despertar el ‘greed’ por esta fascinante fruta”, añadió.

Destacó que el gran mensaje fue lanzar un cultivo pensando en la agricultura familiar, ya que el arándano es para pequeños, medianos y grandes productores. El modelo ha permitido el éxito de esta propuesta, pero además permitió mostrar la capacidad de inversión del empresariado peruano en un cultivo rentable. En Chile no hay unidades productivas del tamaño de la inversión realizada en Perú.

Agregó que junto a esa gran inversión también hay medianos y pequeños productores que se han asociado, e incluso han recibido apoyo de otros sectores productivos como la minería para promover y financiar este cultivo.

Imitar experiencia

Alfonso Velásquez mostró su optimismo por imitar la experiencia realizada en arándanos con nuevos berries como frambuesa y cereza y obtener resultados sorprendentes. Al respecto, dijo que en frambuesa ya se desarrollaron los protocolos necesarios para contar con material genético importado.

Dijo que en su momento se probó con la variedad ‘Heritage’ que demostró alta productividad, buen sabor y calibre adecuado para el mercado de congelados, sin embargo, no tuvo la promoción y el acompañamiento del arándano. “Todo este boom que ahora gozamos del arándano se basa en la decisión de los inversionistas y las empresas que creyeron en la propuesta promovida por Sierra Exportadora”

Señaló que la frambuesa se orientó para la pequeña agricultura de la sierra del país y si hubiese sido exitosa la inversión hacia esta fruta estaríamos hablando de un importante cultivo en la canasta agroexportadora, porque en este momento alcanza precios superiores al arándano, ya que su demanda mundial es importante y se mantendrán en los próximos años. Por eso las empresas siguen haciendo pruebas en este cultivo.

“Estimo que, programando la siembra y poda de frambuesa, se podría cosechar entre marzo y julio -antes de que inicie la campaña de arándano- generando una empleabilidad y complementando el ciclo productivo de las empresas”, sostuvo.

Agregó que cualquier nuevo cultivo que inicie nuestro país debe estar enfocado al mercado, es decir produciendo lo que el mercado demanda. Muchas empresas buscan dejar productos de baja rentabilidad y migrar a cultivos más rentables como frambuesa y cerezas, por lo que se necesitarán actores para aquellos cultivos en los que por experiencia, facilidad de cosecha y menores necesidades técnicas, la pequeña agricultura se podría adaptar.

Datos

. A nivel mundial existen 200.000 hectáreas de arándanos, de las cuales 15.000 se ubican en Perú (que dentro de 3 años contaría con 20.000 hectáreas).

. Para la presente campaña 2021/ 2022, Perú exportaría alrededor de 211.000 toneladas de arándanos frescos por más de US$ 1.200 millones, lo que representaría un incremento de 30% en volumen frente a lo alcanzado en la campaña anterior (2020/2021) donde alcanzó las 162.500 toneladas por US$ 1.001.963.224. Del total de la exportación de arándanos, el 25% pertenece a los pequeños productores.

.  El arándanos en Perú genera alrededor de 200 mil puestos laborales (la mitad ocupado ór mujeres). Este cultivo está instalado desde Moquegua hasta Piura.

Secured By miniOrange