SAG libera controlador biológico contra Lobesia botrana en Chillán

En un esfuerzo sin precedentes en el país destinado a controlar la plaga Lobesia botrana en zonas urbanas, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) inició la liberación de la microavispa Campoplex capitator en parrones domiciliarios de Chillán, medida que se suma a los más de 276 mil emisores de confusión sexual instalados en 13 comunas de la región de Ñuble.

Fuente: La Discusión de Chillán

Se trata de dos herramientas amigables con el medio ambiente e inocuas para personas y animales, orientadas a eliminar a la llamada polilla del racimo de la vid en los parrones domiciliarios y disminuir la presión de la plaga sobre los viñedos y huertos de arándanos.

“Nuestra meta es erradicar a la polilla del racimo de la vid de las zonas urbanas de la región de Ñuble, reforzando la protección de los viñedos y los huertos que pueden verse afectados por esta plaga”, explicó el director regional del SAG, Eduardo Jeria.

Un total de 20 mil ejemplares de Campoplex capitator serán utilizados en el control urbano en la ciudad de Chillán, empezando con la instalación de 8 mil pupas invernantes durante septiembre y la liberación de 12 mil ejemplares adultos entre octubre y diciembre.

La microavispa Campoplex capitator es un insecto muy pequeño que solamente afecta a la Lobesia botrana, parasitando sus larvas y eliminándolas. Se considera el principal enemigo natural de la plaga en Europa. Además, puede vivir en distintas condiciones ambientales y tiene una adecuada capacidad de dispersión natural.

Los primeros ejemplares traídos a Chile fueron colectados en Italia en 2015 y criados en el laboratorio Lo Aguirre del SAG, realizando la primera liberación en el año 2018, que consideró un plan piloto ese año en Chillán y Chillán Viejo.

En diciembre de 2013, a raíz de la detección de la polilla en huertos de arándanos en el país, Estados Unidos impuso severas restricciones a los envíos desde algunas regiones de Chile, como Bío Bío y Ñuble, que se tradujeron en la obligación de fumigar en destino la fruta fresca, lo que ha afectado la calidad del producto, reduciendo su vida útil, impidiendo en la práctica el ingreso de arándanos orgánicos y aumentando los costos.

Secured By miniOrange