Perú: Los volúmenes de arándanos han aumentado y la demanda sigue siendo alta

La demanda de arándanos se ha mantenido constante durante toda la pandemia. La producción peruana de arándanos se realiza durante todo el año, aunque los productores se encuentran actualmente en su ventana comercial más importante, que va de julio a diciembre o enero.

Fuente: Fresh Plaza

Aumento de los volúmenes procedentes de Perú
La exportadora de arándanos peruana Mi Paisana trabaja con los agricultores del norte de Perú, en Trujillo. Andrés García comparte: “Hasta ahora, la temporada parece ir bien. Tuvimos algunos retrasos al inicio de la temporada debido a las bajas temperaturas entre las semanas 27 y 37, que retrasaron la maduración de la fruta. Sin embargo, en general, el clima en Perú es perfecto para producir arándanos de buena calidad, con los estándares adecuados para exportarlos”.

Los arándanos se producen en todo el país. “Trabajamos con los agricultores de Trujillo, pero también hay cultivos en el sur, en Ica por ejemplo. Además, hay hectáreas recién plantadas en las zonas de Lambayeque y Piura”, explica García. “Gracias a la apertura de nuevos mercados y a la creciente tendencia de consumo, el sector de los arándanos ha sido próspero. En nuestra empresa, las ventas han crecido un 10% en los últimos tres años, y se estima que los volúmenes de producción global de Perú han crecido hasta un 45% en el último año”, añade.

Mercado favorable
Para Mi Paisana, los principales mercados de exportación de arándanos están en Europa y China. “Pero estamos trabajando en la creación de nuevas alianzas con empresas de Estados Unidos, ya que es el mayor importador de fruta peruana”, continúa García.

Hasta ahora, la empresa no ha visto demasiados desafíos a causa de la pandemia. “Empezamos nuestra temporada en julio, lo que nos permitió prepararnos con anticipación para hacer los cambios respectivos en nuestra organización logística, asegurándonos de cumplir con los protocolos de prevención de la COVID-19 y de que la temporada transcurriese con normalidad”, expresa García. “A pesar de la COVID-19, el mercado ha sido muy favorable. La fuerte demanda de arándanos crece cada año a medida que los consumidores se van informando sobre los beneficios nutricionales, además de disfrutar del gran sabor”, concluye.