Norteamérica: La logística portuaria supone un reto para la disponibilidad de arándanos

La oferta de arándanos en Norteamérica es más reducida de lo habitual debido principalmente a problemas con la logística. Actualmente, los arándanos provienen en su mayoría de Chile, que empezó a enviar con la entrada del año nuevo para abastecer a la costa este, mientras que la oferta mexicana se destina principalmente a la costa oeste.

Fuente: Fresh Plaza

“El suministro de Chile ha sido bueno hasta la fecha. Hay algunos problemas relacionados con la disponibilidad de mano de obra que traen de cabeza a los productores desde el punto de vista de la producción; la causa principal es la competencia por la misma mano de obra”, explica Tom Beaver, de Sunny Valley International, ubicada en Glassboro, Nueva Jersey. Beaver añade que la oferta peruana ha finalizado antes de lo previsto. “El año pasado estuvo disponible un poco más y por estas fechas siempre disminuye, pero parece que este año la disminución ha sido un poco más drástica”.

Productos duraderos frente a perecederos
No obstante, lo que preocupa son los retrasos en los despachos a causa de problemas en el Puerto de Los Ángeles. “Se ha producido un incremento no solo de las llegadas de productos, sino de la venta de productos duraderos en internet. Eso ha creado un atraso sin precedentes en el puerto”, dice Beaver. “Por este motivo, todo se ha ido al traste. Los buques que se suponía que llegarían a principios de semana no llegarán hasta finales de semana”.

Aunque el volumen procedente del extranjero está disponible, Beaver dice que lo complicado es planificar la disponibilidad de fruta para el futuro inmediato.

Este tipo de retrasos podrían dar lugar a algunas situaciones preocupantes. “Creo que lo que va a pasar al final es que nos llegue el volumen destinado a la costa oeste. Todavía no ha ocurrido, al menos en los puertos de Wilmington y Filadelfia, que son nuestros dos hubs primarios. Pero eso podría provocarnos problemas desde la perspectiva de la comercialización si la fruta que en un principio estaba destinada a la costa oeste empieza a llegar aquí”, reconoce. “Eso genera más competencia y más volumen en la costa este. Por ahora, no obstante, no hemos visto que se manifieste”.

Dicho esto, Tom Beaver no prevé que la temporada chilena finalice antes de lo habitual, dadas estas complicaciones logísticas. “Tenemos mucho volumen reservado que nos irá llegando desde ahora hasta finales de marzo”, apunta.

Demanda siempre fuerte
Por descontado, a su vez, la demanda de arándanos se ha mantenido fuerte. “Solo es que hay menos fruta disponible a diario y eso ha provocado un repunte de la demanda en general”, indica Beaver. Dicho esto, los arándanos han funcionado bien como producto básico durante la pandemia. “Cuando llegó la COVID el año pasado, nos preocupaba que el mercado cayera en picado y que tuviéramos problemas para dar salida a los perecederos, pero en el último año hemos visto una demanda fuerte bastante constante. El aumento en la compra en el retail y en internet ha ayudado a mantener la demanda bastante firme”, continúa Beaver, que añade que, a este respecto, los consumidores también se han interesado en envases más grandes de arándanos este año.

Dado que la oferta es limitada y la demanda es alta, se ha creado un mercado con precios fuertes, en particular en el mercado al contado. “Todo lo que tengo ya está comprometido o podría venderlo con una llamada telefónica. Todo el mundo está buscando y no hay mucho ahora mismo”, afirma Beaver. “El precio ha subido considerablemente en las dos últimas semanas, y con suerte se mantendrá al finalizar la oferta de Perú un poco antes de lo previsto. Esto beneficia a los productores y expedidores de Chile y México”.

Beaver apunta que los volúmenes de Chile deberían llegar en torno a la semana que viene y durar hasta principios de marzo. “Creemos que habrá muchas buenas oportunidades en el mercado y esperamos que el precio y la demanda sean bastante fuertes”, adelanta. “Dicho lo cual, si de repente las cosas se aceleran y empieza a venir en esta dirección todo tipo de volúmenes, tendremos que responder. Vamos día a día con las llegadas”.