Estudio en EEUU: Preocupación por desabastecimiento y una mayor tendencia al almacenamiento

Se trata de un Estudio de Blue Yonder realizado a más de 1.000 consumidores en EEUU.

Fuente: Simfruit

En cuanto al abastecimiento, los consumidores y minoristas en Estados Unidos ya se preparan para Navidad, vacaciones y una nueva ola de COVID-19, y en donde un nuevo “impredecible” puede ser parte del escenario futuro, y en donde se quiere evitar que en los estantes aparezca la palabra “agotado”.

Blue Yonder encuestó a 1.000 consumidores de ese país a fines de octubre de 2020, para saber cómo se prepararán para las próximas semanas y meses. Los hallazgos clave resaltan preocupaciones abrumadoras sobre la posibilidad de que se agoten rápidamente algunos productos, existiendo una tendencia de almacenamiento en crecimiento, información a tener en cuenta para lo que pueda suceder en Latinoamérica en unos meses más.

De partida, los consumidores están preocupados por la falta de existencias. El 55% de ellos están acumulando para evitar el problema de los productos agotados. Yendo al detalle, se están abasteciendo más de productos de papel (76%), limpieza (71%) y alimenticios (69%).

El almacenamiento, el acaparamiento y llenar despensas son términos domésticos en 2020 debido a los efectos sofocantes de la pandemia en las cadenas de suministro mundiales, añade investigación de Blue Yonder. “Los consumidores que se abastecieron frenéticamente de alimentos no perecederos, productos de papel y suministros de limpieza / desinfección en marzo han agotado sus raciones y han vuelto a hacerlo en preparación para otra ola de bloqueos a medida que aumentan las tasas de infección”.

Si bien las cadenas de suministro se pusieron al día con la demanda durante el verano boreal, las preocupaciones vuelven a ser altas antes de los meses de invierno y los consumidores, así como naciones enteras, se están abasteciendo temprano para asegurarse de estar preparados.

Según investigación de Blue Yonder, el 66% de los minoristas de comestibles informan que la falta de existencias fue su mayor desafío de cumplimiento. Para hacer frente a esto, están invirtiendo en inventario de productos que fueron altamente comprados y acumulados por los consumidores en los peak anteriores. También están adoptando soluciones avanzadas que permiten una previsión, reabastecimiento y fijación de precios precisos para mantener eficazmente el estado de las existencias, administrar los costos y posicionar el inventario.

Aunque hubo un aumento significativo en los pedidos de comestibles en línea, el estudio de Blue Yonder continúa mostrando que las compras en persona siguen siendo el método preferido de adquisición de comestibles para la mayoría de los consumidores; un 63%, aun prefieren comprar alimentos en las tiendas durante la pandemia.

Si bien esta tendencia persiste, es probable que se produzca otro aumento en los pedidos en línea para la entrega y la recolección en la acera (sistema en boga en EE.UU.: comprar en línea, retirar en un establecimiento físico, sin entrar a ellos).

Si bien otra migración a los canales en línea brindará a los minoristas de comestibles la oportunidad de flexibilizar los inventarios y satisfacer la demanda desde múltiples ubicaciones en lugar de depender de los estantes de las tiendas para satisfacer las necesidades de los consumidores, podría afectar los tiempos de entrega y las demoras. Las empresas que aprovechan las soluciones de cumplimiento digital integradas con inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML) mejorarán sus capacidades de pronóstico omnicanal, lo que les permitirá posicionar mejor el inventario antes que las ventas.

Encuentros navideños

Por otro lado, las reuniones navideñas se volverán algo más solitarias. La encuesta de Blue Yonder indica que el 53% de los consumidores no planea realizar una celebración navideña este año, frente al 48% encuestado en agosto. Entre los que sí quieren realizar una celebración, el 41% planea organizar una reunión pequeña (3-5 invitados) y el 48% planea organizar una mediana (6-10 invitados).

La cantidad de consumidores que planean organizar celebraciones navideñas este año continúa disminuyendo cada mes y los que realizan reuniones están cambiando cada vez más hacia aquellas de menor tamaño, especialmente porque algunos Estados ahora exigen que las reuniones en el hogar se reduzcan a 10 o menos personas. Esto no es sorprendente, ya que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) desaconsejan viajar y celebrar con alguien fuera del hogar durante las próximas vacaciones. Comprar en la tienda justo antes, durante o después de las vacaciones también se clasifica como una actividad de alto riesgo.

Secured By miniOrange