Enfoque cero Covid-19 de China provoca debate sobre el impacto en la economía a largo plazo y especialmente en la logística mundial

Según publica the South China Morning Post (SCMP), si bien las fronteras de China permanecen cerradas, su fuerte recuperación económica y el auge de las exportaciones, para muchos observadores, han aumentado la confianza en el manejo de la pandemia por parte de Beijing. Pero ha surgido el debate sobre el impacto económico de la estrategia de contención de China, y algunos observadores sugieren que el aislamiento y los cierres son insostenibles a largo plazo.

Fuente: Simfruit

Las exportaciones de China aumentaron un 19,3 por ciento interanual a 282.660 millones de dólares en julio, el decimotercer mes consecutivo de crecimiento de los envíos al exterior. El año pasado, la fuerte demanda mundial de bienes necesarios para sobrellevar la pandemia llevó a la economía de China a un superávit comercial récord, con exportaciones que se expandieron un 3,6 por ciento a 2,59 billones de dólares.

Al respecto, Li Ling, profesor de la Escuela Nacional de Desarrollo de la Universidad de Pekín, dijo que China es ahora “la columna vertebral de la lucha mundial contra la pandemia”. “Nuestras exportaciones están en niveles récord porque el mundo todavía está bajo las garras del virus”, dijo Li, quien también es el principal asesor del Banco Mundial sobre la reforma del sistema de salud en China.

Agregó que China está sufriendo su peor brote en meses, impulsado por la variante Delta, luego de que un grupo de infecciones estalló en Nanjing el 20 de julio.

Variante Delta y su impacto en la economía local

China se encuentra en las garras de su peor brote en meses, impulsado por la variante Delta, después de que un grupo de infecciones estalló en Nanjing el 20 de julio. Desde entonces, a medida que el brote se ha extendido por todo el país, cuatro ciudades: Wuhan, Nanjing, Zhengzhou y Yangzhou: han realizado pruebas masivas a más de 90 millones de personas a un costo estimado de más de 100 millones de yuanes (US $ 15,4 millones). Alrededor de 850 personas habían arrojado resultados positivos el miércoles, según datos del gobierno local.

El riguroso régimen de pruebas y cuarentena de China, dos pilares clave del enfoque cero Covid-19 que son pagados por los gobiernos locales, ejercerá más presión sobre las autoridades locales que ya luchan con los ingresos fiscales, dijeron los expertos.

En la primera mitad del año, solo Shanghai tuvo un superávit fiscal, mientras que las demás provincias de China gastaron más de lo que ganaron. Algunos como Yunnan, Henan y Hunan tenían déficits fiscales de más de 238 mil millones de yuanes.

Cierre de puertos

El cierre parcial del puerto de Ningbo-Zhoushan a causa de un único caso de coronavirus también ha causado cierta alarma en la comunidad marítima mundial. El puerto es el tercero más activo del mundo y refleja el papel crucial que desempeña China en los envíos internacionales de contenedores. Aunque parece que se ha evitado una posible crisis de las exportaciones y un atasco mayor en la movilización de carga, debería encender las alarmas en un momento en que el transporte marítimo mundial es escaso y las principales economías apenas se están recuperando de la pandemia.

Dada la importancia mundial de los envíos del puerto de Ningbo-Zhoushan y de la terminal de Meishan en particular, ha habido algunas críticas dentro del comercio internacional acerca de que la política de tolerancia cero de China es un exceso.

Al respecto, es importante recordar que la terminal de Meishan de dicho puerto fue cerrada luego que un empleado diera positivo a Covid el 11 de agosto. Una terminal de contenedores importante para los expertos, ya que, moviliza alrededor del 20% de la carga del puerto. Este cierre ha provocado el redireccionamiento de las naves y carga a otras terminales del puerto Ningbo, o bien ha llevado a evitar este puerto por completo, como lo han hecho algunas compañías navieras.

Cualquier congestión o interrupción del transporte marítimo puede contribuir a aumentar los precios de los bienes. Esto, a su vez, puede perjudicar a los habitantes de las naciones más pobres y provocar la inflación, que ya está aumentando lentamente, en las economías desarrolladas.

De acuerdo con SCMP los gobiernos y las administraciones portuarias que se encuentran en el centro del comercio mundial de bienes deben preparar planes de contingencia para minimizar las interrupciones. Pero, para fomentar el comercio y reducir los costos, a fin de aliviar el dolor de los consumidores y la amenaza de la inflación, los gobiernos deberían reducir o incluso suprimir los aranceles que se han mantenido artificialmente altos, especialmente los aumentados en el marco de la guerra comercial entre China y Estados Unidos en los últimos años.

Secured By miniOrange