Control Union: «Desde este año, somos un nuevo actor certificador de productos orgánicos»

En esta nueva semana les compartimos otra entrevista a las empresas colaboradoras del Comité de Arándanos para reconocer el valor que nos entregan con su labor al sector. Hoy conversamos con Javier Saavedra, Gerente Comercial Chile de Control Union, quien nos habló del trabajo que hace la empresa en la certificación de orgánicos.

Desde sus raíces en las inspecciones agrícolas, Peterson y Control Union han estado operando durante 100 años en el campo de la logística, la calidad, las certificaciones y la gestión de riesgos.

Javier Saavedra, Gerente Comercial Chile de Control Union, nos habló acerca del trabajo constante y el desarrollo que día a día realiza la empresa, además del trabajo que ha significado que desde este año sean un nuevo certificador de productos orgánicos.

– ¿Cuáles son las principales oportunidades para su empresa en esta industria? (Novedades y/o expectativas)

Somos una compañía que fue fundada hace 100 años, y que hoy en día cuenta con más de 80 oficinas alrededor del mundo. Con esto buscamos acompañar a nuestros clientes con servicios, tecnología, innovación y experiencia a lo largo de toda la cadena de producción, es decir desde el campo hasta el consumidor final.

Además de nuestros servicios de inspecciones, contamos con en el área de certificaciones, en estándares que van desde buenas prácticas, inocuidad, social, entre otras (más de 200 programas), y desde este año somos un nuevo actor como organismo certificador de productos orgánicos, trayendo a Chile todo el conocimiento y experiencia de Control Union en lo que a producción de orgánico se refiera, ya que Control Union es el principal organismo de certificación de orgánicos del mundo.

– ¿Qué importancia tiene la industria del arándano para su empresa?

Para nuestra empresa la industria del arándano es importante, y es en esta misma línea que estamos en un constante desarrollo interno, buscando soluciones que puedan aportar a nuestros clientes en sus diferentes necesidades, generando valor agregado a toda la cadena productiva, asegurando un producto de calidad y que cumpla con todo lo requerido antes de la exportación, o al momento del arribo al destino final.

– ¿Qué destacaría como principal aporte de su empresa a la industria frutícola?

Nuestro principal aporte hoy en día a la industria frutícola es nuestra versatilidad para entregar soluciones a nuestros clientes. Esto se debe a la capacidad global que tiene Control Union, que nos permite ser un aliado de la industria al momento de requerir servicios que generen valor a lo largo de la cadena productiva, tenemos presencia en más de 80 puntos en el mundo con equipos de survey e inspecciones; y en el área de certificaciones, con soluciones que van desde las buenas practicas agrícolas, inocuidad alimentaria, sociales, productos orgánicos, entre otras. Esto nos permite dar soluciones y soporte a la industria frutícola dependiendo de sus necesidades.

– ¿Cómo ve a la industria chilena de arándanos y al Comité de Arándanos adaptándose a la mayor oferta y competencia mundial?

Así como la demanda de arándanos a nivel mundial aumenta, la oferta también lo hace, provocando que la industria del arándano sea altamente competitiva. Esto se evidencia en la tendencia a la baja en los precios internacionales, empujando a toda la industria por mejorar sus resultados, reformulando estrategias comerciales y productivas que permitan ser más eficiente en los costos y mejorar la calidad de su producto final. Es en esta diferenciación que el Comité de Arándonos cumple un rol fundamental, permitiendo a la industria chilena estar en la constante búsqueda de diferenciación con el mercado y así ganar competitividad, como puede ser la búsqueda de nuevos mercados.

Secured By miniOrange