Comité de Arándanos de ASOEX entrega experiencia chilena en II Encuentro Digital de Frutos Rojos de Huelva

Durante el II Encuentro Digital de Frutos Rojos se analizó la situación actual de arándano y frambuesa. El evento se llevó a cabo la semana pasada y fue organizado por revista Mercados. El arándano y la frambuesa son dos cultivos que suponen ya más del 45% de la superficie cultiva de berries en Huelva.

Fuente: Simfruit según información de Revista Mercados

En el caso de los arándanos, el análisis estuvo a cargo de Andrés Armstrong, director ejecutivo del Comité de Arándanos de Chile de ASOEX ; Berta de los Santos, coordinadora del Área de Protección Vegetal Sostenible de IFAPA; y Sergio Sánchez, director de Desarrollo Internacional de Planasa. En el área de frambuesas, las exposiciones fueron realizadas por Antonia Pérez, directora de producción de frutos rojos en campo de SAT La Redondela; Miguel Espada, Crop Manager de Berries de Koppert España; y Sergio Sánchez, de Planasa.

En este marco, Andrés Armstrong, director ejecutivo del Comité de Arándanos de Chile, fue invitado para exponer la experiencia del Comité y  el desarrollo de la industria del arándano chileno, y aunque insistió en varias ocasiones en que “no pretendemos ser ejemplo para nadie”, lo cierto es que de acuerdo a Revista Mercados, Chile puede ser un buen espejo en el que Huelva se mire.

Armstrong,  explicó que en la campaña 2008/2009 -cuando se creó el Comité-, las exportaciones chilenas de arándanos sumaban 40.000 toneladas en fresco y tenían en Estados Unidos su principal mercado, que absorbía el 85% de ese volumen. Observó que en el último ejercicio, las exportaciones de arándano chileno alcanzaron las 120.000 T, visualizando una mayor diversificación de los destinos, con Estados Unidos representando el 55% de las ventas, Europa (34%) y Asia (10%).

Entre los objetivos que se marcó el Comité, Armstrong apuntó dos: la mejora de la calidad para alcanzar los mercados de destino con todas las garantías (“Chile está lejos de los países de destino”, afirmó) y la diversificación de esos mercados más allá de EEUU. Para ello, fue necesario “promocionarnos y trabajar en el desarrollo de nuevos protocolos de exportación”. Pero nada de esto hubiera sido posible sin la organización necesaria del sector, que ha trabajado (y trabaja) de forma conjunta, puntualizó.

Preguntado por el futuro del arándano, Armstrong fue contundente: “La buena noticia es que el consumo sigue creciendo y tiene mucho potencial”. Y en esta línea señaló que siguen existiendo nuevos mercados dentro del continente europeo que trascienden los tradicionales. De este modo, apuntó a Francia, país al que, posteriormente, Sergio Sánchez, director de Desarrollo Internacional de Planasa, añadiría otros como Italia, e incluso, España. “Buscar nuevos mercados puede ayudar al sector a equilibrar los niveles de consumo y producción manteniendo los precios”, explicó.

Por su parte, Sánchez dijo que si bien por el momento el consumo de arándanos en Europa es “limitado”, están trabajando con el objetivo de alargar la campaña, haciéndola más precoz, de modo que “evitemos los peaks de producción y, por lo tanto, la caída de los precios”. Para ello, han desarrollado un programa que cuenta ya con seis variedades comerciales: BlueManila y BlueMalibú (extratempranas); BlueMaldiva, BlueMarina y BlueMaderia (tempranas); y BlueMasirah (de estación).

Problemas agronómicos nuevos

“La apuesta por la diversificación tiene un importante impacto en la patología de los cultivos de frutos rojos”. Así lo afirmó Berta de los Santos, coordinadora del Área de Protección Vegetal de IFAPA, al inicio de su intervención y apuntó tanto a la diversificación varietal como al trasvase de hectáreas de fresa al arándano como causantes de la aparición de enfermedades en este último cultivo. “Muchos agricultores de fresa la han abandonado por el arándano, y esto quiere decir que los patógenos de suelo de la fresa afectan ahora al arándano”, explicó. El principal problema radica en que, a día de hoy, “el uso de desinfectantes químicos en suelo no está permitido en arándano”, de modo que esas enfermedades proliferan con cierta facilidad.

Entre todas ellas, De los Santos apuntó a la podredumbre carbonosa, originada por Macrophomina phaseolina, y a la Phytophthora. Junto a ellas, se refirió a otras causadas por patógenos de dispersión aérea como la Antracnosis, Roya o Botrytis. Para De los Santos, no cabe duda: “Cada vez tenemos menos materias activas, así que nos tenemos que acostumbrar y buscar soluciones alternativas”. En este sentido, se refirió al control biológico, que sí funciona para combatir las plagas, pero que “resulta más complicado para el control de enfermedades”.

El II Encuentro Digital de Frutos Rojos concluyó con la entrevista realizada a Javier Perianes, responsable de ventas de Berrypro, que mostró los avances en soluciones de automatización para el etiquetado y envasado de arándanos.

Finalmente se destaca que el evento contó con el patrocinio de Planasa y Onubafruit, así como con la colaboración de ZERYA, UPL Iberia, ValGenetics, Freshuelva y Berrypro.

Aquí puede ver el II Encuentro completo

 

Secured By miniOrange