Coalición Internacional de Arándanos: “Creo que hemos demostrado nuestro caso al ITC”

El grupo de empresas y organizaciones de arándanos que se opone a las posibles modificaciones de EE.UU. a las normas de importación cree que presentó con éxito su caso en una audiencia reciente con la Comisión de Comercio Internacional.

Fuente: Portalfruticola.com

El 12 de enero, la Comisión de Comercio Internacional de EE.UU. escuchó el testimonio de ambos lados de la industria de arándanos de EE.UU. sobre si los socios comerciales extranjeros están dañando gravemente a los productores nacionales.

La votación pública está programada para el 11 de febrero, y si se determina que existe un daño, los escritos previos a la audiencia comenzarán el 18 de febrero.

Sin embargo, la Blueberry Coalition for Progress and Health no cree que haya pruebas lo suficientemente sólidas para demostrar un daño grave al mercado.

Evidencia de daños

Joe Barsi, de California Giant Berry Farms, en nombre de la Coalición, dijo a PortalFrutícola.com que para probar un daño grave tiene que haber inactividad y cierre de fábricas, subempleo y desempleo, así como falta de capital para la industria.

“Creo que hemos demostrado nuestro caso al ITC de que ninguna de esas cosas está sucediendo. De hecho, estamos viendo un crecimiento significativo en la industria de los arándanos”, señaló Barsi.

La mayoría de las importaciones de arándanos se producen en momentos en que hay brechas en la producción de Estados Unidos, dijo Barsi. Agregó que la Coalición considera que estas importaciones son más un complemento que un sustituto.

Según el lado opositor, la American Blueberry Growers Alliance (ABGA), el precio es el principal punto de discordia. El grupo afirma que las importaciones latinoamericanas son responsables de fuertes caídas en los últimos años que, según dicen, han afectado gravemente a muchos productores nacionales.

Aunque Barsi “no estaría en desacuerdo con que el mercado ha bajado un poco en algunas ventanas laterales”, enfatizó que el caso se trata de un daño grave a toda la industria nacional.

“La industria nacional está prosperando con el consumo y la demanda, junto con un gran momentum, por lo que tener alguna limitación de los volúmenes que ingresan va a impactar negativamente el crecimiento del mercado y la demanda del consumidor”, dijo.

Barsi estimó que si los costos aumentan debido a la posible imposición de barreras de mercado como aranceles, se traspasarían al consumidor final en lugar de ser absorbidos por la cadena de suministro.

Independientemente de la decisión, para que la industria continúe trabajando junta y aumente la demanda, Barsi planteó la pregunta de qué se debe hacer para ayudar a las industrias a ponerse al día.

En el estado de Washington y Oregón, señaló Barsi, el crecimiento de la industria ha sido significativo; con variedades cambiantes y sistemas de cultivo que permiten la cosecha mecánica.

“Algunos de los otros estados se están poniendo al día en lo que se refiere a [esas áreas]”, añadió.

“Sin embargo, hay que tener en cuenta que si encuentran un daño grave y hay una acción de alivio, es sólo temporal; se necesitan tres años para que una planta de arándanos comience a producir cantidades cosechables”.

“Como industria, todos somos miembros de la U.S. Highbush Blueberry Commission, por lo que continuaremos trabajando juntos a pesar de que los medios dicen que somos David contra Goliat, estamos tratando de hacer lo correcto”.

Se espera que la determinación, opiniones e informes sean entregados al Presidente el 29 de marzo, siendo el plazo para la decisión el 27 de mayo.