Argentina: Identifican distintas especies de hongos que potencian las plantaciones de arándanos

Una investigación reveló que hay una diversidad del 30% de especies fúngicas. De esta forma, apuntan a acelerar el crecimiento de las plantas y a elevar los rindes del cultivo.

Fuente: Infocampo.com.ar

Actualmente, en Argentina, se siembran cerca de 3.000 hectáreas de arándanos y se ubica sexto entre los cultivos frutícolas que más divisas generan para el país. Como muchas otras plantas, esta especie posee la capacidad radical de asociarse con hongos de suelo que mejoren su rendimiento.

En un estudio de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA), la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) y el Conicet se aislaron e identificaron los hongos que se vinculan con las raíces del arándano, muchos de los cuales incrementaron el desarrollo y la supervivencia de las plántulas, indica un artículo publicado en la revista de divulgación científica “Sobre La Tierra”.

“Se sabe que las raíces de esta especie se asocian con diferentes hongos del suelo que mejoran su desempeño. Los hongos funcionan como una proyección de sus ineficientes raíces, permitiendo que la planta explore un volumen de suelo mayor. Los dos integrantes de esta relación se benefician”, explicó María Pescie, docente de la Universidad bonaerense y también doctorada en la Escuela para Graduados Ing. Agrónomo ‘Alberto Soriano’ (FAUBA).

Por ahora, se conoce poco sobre la comunidad de hongos con la que se relacionan las diferentes variedades del cultivo de arándanos.

En este sentido, Viviana Chiocchio, docente de la cátedra de Microbiología Agrícola de la FAUBA, explicó: “Encontramos una gran diversidad de hongos en el 30% de las raíces que analizamos, distinta a la documentada para arándano en el Hemisferio Norte. En nuestro caso, detectamos diferencias según la variedad del cultivo y la zona de producción. Los hongos que registramos más frecuentemente fueron Fusarium spp., Penicillium spp., Alternaria sp. y Oidiodendron sp. La mayor diversidad fúngica estuvo asociada con las raíces de las variedades Emerald, Jewel y O’Neal”.

Biodiversidad

“El cultivo de arándanos requiere un suelo suelto, con mucha materia orgánica y con ciertas características específicas como su grado de acidez, dado por un pH entre 4,5 y 5,5”, comentó Pescie, y agregó que por esa razón, en general, las plantas se colocan sobre suelos ‘armados’ con suelo propio del campo y otros sustratos agregados”.

Según Chiocchio, se aislaron un total de 150 hongos y encontraron en la literatura el nombre científico de 82 de ellos.

Secured By miniOrange