Arándanos se cultivan bajo gigantes sistemas agrivoltaicos

“Suponemos que para 2030 habrá alrededor de 3 millones de acres de tierra en los Estados Unidos con paneles solares en ellos”.

Fuente: Blueberries Consulting

Los paneles solares ubicados en campos agrícolas pueden beneficiar tanto la producción de energía como de cultivos. A estos proyectos se los denomina sistemas agrivoltaicos.

Este año el proveedor chino de servicios de información de Internet, Baofeng Group, está ampliando la capacidad de un parque solar de 640 MW, ubicado en la provincia de Ningxia, elevando su potencia a 1 GW, combinando la generación de energía fotovoltaica con la producción de bayas de distinto tipo, entre estos los arándanos.

La empresa Baofeng comenzó a administrar un área de tierra desertificada de más de 100 kilómetros cuadrados en 2014. En un comienzo se sembró alfalfa para mejorar el suelo. Luego se retiraron los cultivos agrícolas y se comenzó la construcción de plantas solares. Una vez terminado el proyecto se plantaron bayas de goji debajo de los paneles.

«Esto ayudó a reanudar la agricultura en la región, que a su vez revivió una extensión de desierto que de otro modo estaría muerta», comentó un portavoz de Huawei, proveedor de inversores del proyecto.

Paneles a casi 3 metros de altura

“El ecosistema en esta región ha mejorado y toda la plantación usa riego por goteo, porque es un área que tiene muy poca precipitación” asegura el representante de Huawei. Los expertos aseguran que la planta de energía solar reduce efectivamente la evaporación de la humedad de la tierra entre un 30 y un 40% y, por otro lado, la cobertura de vegetación supuestamente ha aumentado en un 85%, al tiempo que mejora significativamente el clima regional.

Los paneles se instalaron a una altura de 2,9 mts. lo que no solo ofrece un espacio suficiente para el cultivo, sino que también permite la realización de operaciones en óptimas condiciones y facilidades para las actividades de mantenimiento, manejos agrícolas y cosecha de la fruta.

Además, Baofeng utiliza drones para la inspección y control del proyecto y es monitoreado de manera permanente mediante el sistema de gestión inteligente de Huawei.

Sistemas de futuro

Según un estudio de la Universidad de Arizona, de Estados Unidos, los proyectos fotovoltaicos vinculados a la agricultura son muy beneficiosos, debido a que, entre varias otras ventajas, la sombra de los paneles solares en los cultivos puede ayudar a producir hasta dos o tres veces más frutas y verduras que las instalaciones agrícolas convencionales.

En otro orden, la compañía alemana de energía renovable BayWa re y su subsidiaria holandesa, GroenLeven, están construyendo cinco proyectos piloto de energía agrivoltaica en los Países Bajos, donde están probando cinco tipos diferentes de cultivos: arándanos, grosellas, frambuesas, fresas y moras.

En Estados Unidos, el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL), parte del Departamento de Energía, ha apoyado múltiples experimentos de cultivo solar y aseguran que estos sistemas “podrían ofrecer resultados beneficiosos para todos” en muchos sectores agrícolas.

Jordan Macknick, investigador de NREL, asegura que hay 25 experimentos en EEUU, que incluyen cultivos de arándanos en Massachusetts y crianza de abejas alrededor de flores protegidas por paneles solares en Minnesota.

“Suponemos que para 2030 habrá alrededor de 3 millones de acres de tierra en los Estados Unidos con paneles solares en ellos” para fines combinados de producción agrícola y energética, explicó Macknick.

Secured By miniOrange