Alta tecnología para el almacenamiento en frío de arándanos y frutos rojos

La producción de arándanos y frutos rojos en Europa está en pleno apogeo y estas berries tendrán una presencia significativa en los mercados hasta septiembre. Es importante preservar la calidad de la fruta en el período poscosecha, por lo que cualquier intervención debe realizarse sin comprometer su integridad.

Fuente: Fresh Plaza

SmartPac, desarrollado para satisfacer las necesidades de la cadena de suministro poscosecha, es un envase que preserva la vida útil y la calidad de los arándanos. La tecnología SmartPac protege y prolonga la vida útil de la fruta, controlando el desarrollo de cualquier moho y reduciendo la deshidratación de la fruta y la pérdida de peso.

La empresa italiana Serroplast es el distribuidor exclusivo de SmartPac para el mercado europeo, donde el potencial de crecimiento de este producto desarrollado en Chile todavía es muy grande. SmartPac se usa en Chile y América del Sur desde hace mucho tiempo para la exportación de arándanos a Europa y China, tanto en avión como en barco.

“La solución SmartPac, en forma de bolsas para las cajas de cartón o film plástico que se aplica a cada capa de un palé, dispensa anhídrido sulfuroso de manera uniforme en el interior del embalaje, lo que permite controlar la aparición de moho y por tanto preservar la calidad del producto durante el transporte o en las cámaras frigoríficas hasta durante 30 días”, comenta Sergio Panini, productor y experto en el comercio internacional de arándanos.

“SmartPac es fundamental para evitar problemas de calidad durante el transporte y llegar a mercados lejanos con un producto sano, de calidad y fresco. Recomendamos a nuestros clientes que utilicen SmartPac para todos los envíos, a partir de los 3 días de tránsito. Invertir unos céntimos de euro el kilogramo realmente puede evitar graves pérdidas de producto”, continúa Panini.

“SmartPac se utiliza a menudo en las cámaras frigoríficas. La aplicación en el almacenamiento es ideal durante los períodos pico de cosecha, ya que preserva la calidad del producto y aumenta la flexibilidad en la distribución. Una mejor vida útil, independientemente de la dinámica del mercado, hace el producto más atractivo para las cadenas de supermercados, que con SmartPac pueden contar con rendimientos significativamente superiores”.

Los principales formatos de SmartPac son: bolsas para cajas de 30×40 y 40×60, un film plástico para cajas que se adhiere al cartón y un film plástico que se aplica a cada capa del palé en el momento del paletizado. Todos los formatos liberan SO₂ por su superficie. SmartPac es un envase completamente reciclable.

Además, Serroplast, siempre atento a las necesidades de toda la cadena de suministro, ha desarrollado una nueva cubierta antilluvia y antigranizo para el cultivo de arándanos y otras berries. Fruto de tecnología de punta, estas láminas crean un microclima que beneficia al producto en cuanto a tamaño y rendimiento, optimizando la gestión del agua y minimizando el uso de pesticidas.