Con hongos entomopatógenos nativos frenarán a la mosca de las alas manchadas

by Comité de Arándanos

mosca-drosophila

La amenaza que representa la mosca de alas manchadas (Drosophila suzukii) para la economía de la región, impulsó al Laboratorio de Salud de Bosques de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh, a postular al Concurso Regional de Innovación FIC 2019.

La idea es desarrollar un bioproducto orientado hacia una estrategia de manejo sustentable de la plaga en huertos de berries. Es así como se busca un manejo alternativo de esta plaga mediante el control biológico, en base a hongos entomopatógenos nativos. Este prototipo de producto biológico será una herramienta que permitirá disminuir las poblaciones del insecto, así como las pérdidas económicas provocadas por éste.

“Bioinsecticida contra D. suzukii en berries” es un proyecto financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de Los Ríos y su Consejo Regional y se encuentra en su etapa inicial e implica un trabajo de dos años.

“Este prototipo de producto biológico será una herramienta que permitirá disminuir las poblaciones del insecto a través de su control por medio de cepas virulentas de hongos entomopatógenos nativos que serán aplicadas a adultos del insecto”, explicó el doctor Cristián Montalva, académico del Instituto de Conservación, Biodiversidad y Territorio de dicha Facultad y director del proyecto.

Esta innovación -precisó Montalva- asegurará la calidad de la producción y competitividad regional de los arándanos frescos que en su mayoría se exportan, lo que tendrá un importante efecto, sobre todo en los arándanos orgánicos que corresponden a un 12% de las exportaciones (aprox. 13.500 ton.)”,

El manejo integrado y sustentable de plagas es un área relevante de investigación del Laboratorio de Salud de Bosques, y de gran beneficio para productores, ya que estas medidas, al ser implementadas al comienzo de una invasión biológica son más eficientes y de bajo costo.

ESPECIE INVASORA

La mosca de alas manchadas (Drosophila suzukii) es considerada una especie emergente e invasora que está presente en Chile desde el año 2017 entre las regiones de O´higgins y Los Lagos, asociada a berries y frutos con carozo.

Las hembras -explicó Montalva- ponen sus huevos dentro del fruto del cual posteriormente emergen las larvas, que son quienes producen el mayor daño al alimentarse y destruir completamente la pulpa.

“Cada hembra tiene el potencial de poner alrededor de 300 huevos durante su vida y se ha estimado que puede presentar entre 12 y 14 generaciones en el año, las que tardan entre 12 y 18 días. Esto, sumado a la gran cantidad de hospederos (frutales) en los que se puede desarrollar y a la tolerancia al frío que presentan, puede convertirse en una amenaza sin precedentes para el sector frutícola”, afirmó.

Debido a que es capaz de producir la pérdida total del valor comercial de los frutos atacados, es necesario efectuar aplicaciones frecuentes de agroquímicos para su control, así como acciones permanentes de monitoreo.

“Esto genera mayores costos de producción, dado el requerimiento de mayor mano de obra, así como consecuencias medioambientales y resistencia de la plaga por el uso de estos insecticidas, además restricciones fitosanitarias y el riesgo de rechazo de las frutas en destino por calidad”, agregó.

Actualmente, la Resolución Exenta Nº 1943/2019 del SAG indica que la mosca de alas manchadas es una plaga presente con distribución restringida en el país.

En la región de Los Ríos, la especie se encuentra ampliamente distribuida, asociada a frutales mayores y menores, así como a frutos de especies nativas como el maqui y la murta. Si bien, aún no se han reportado pérdidas económicas atribuidas al insecto, ya que el uso de agroquímicos aplicados semanalmente ha logrado disminuir las poblaciones en los huertos, se ha incrementado considerablemente el costo de producción, principalmente por el uso de insecticidas y mano de obra extra necesaria para esta tarea.

GRAN ALIANZA

Al observar el avance y el potencial de daño que posee esta especie a nivel regional y nacional, el Laboratorio de Salud de Bosque generó una alianza con el académico de la Facultad de Ciencias Agrarias y Alimentarias de la UACh, Tomás Lobos, lo que ha permitido vincular su proyecto FIC 18-68 con el del doctor Montalva.

“Se ha trabajado de manera concreta y articulada, particularmente en la primera etapa del proyecto relacionada con la ejecución de muestreos en huertos de la región de Los Ríos. Para ello, la vinculación con dicho proyecto ha sido clave en términos del levantamiento de nuevos beneficiarios y el acceso a muestreos en sus huertos”, indicó Cristián Montalva.

Actualmente, el equipo se encuentra realizando prospección, colecta y aislamiento de hongos entomopatógenos nativos en D. suzukii y comenzando con el monitoreo del insecto en la región, con miras a desarrollar el prototipo de bioproducto a escala de laboratorio, el que, en una segunda etapa, y a través de un proyecto de continuidad, podrán validar para llevarlo a futuro a una escala comercial.

Para el académico, estos resultados aportarán nuevos conocimientos importantes en la identificación y caracterización de los hongos patógenos de D. suzukii en la región de Los Ríos.

“En esta primera etapa se planteó el desarrollo de un formulado piloto y la evaluación de la compatibilidad de hongos entomopatógenos sobre polinizadores y agroquímicos. Esperamos que al finalizar se cuente con una alianza estratégica con una empresa del rubro de producción de insumos biológicos o similar con la cual hacer la validación del producto en una segunda etapa”, manifestó.

Según Ernesto Espinoza, jefe de División de Fomento e Industria del Gobierno Regional, este proyecto FIC 2019 es una iniciativa que ha despertado interés tanto entre instituciones públicas, como también entre productores frutícolas.

“Esperamos sea una contribución a la generación de mejores condiciones para el combate de la mosca de alas manchadas a partir de la innovación que se propone, pero también de mejoras en la productividad de los empresarios que ven afectados sus cultivos por esta plaga”.

Agregó que “como Gobierno Regional de Los Ríos, esperamos continuar apoyando iniciativas de innovación aplicada a nuestros sectores productivos, por lo que prontamente esperamos abrir el Concurso Regional de Innovación FIC 2020, donde continuaremos promoviendo la innovación como un motor de desarrollo para nuestra región”.

Fuente: Campo Sureño


About the Author


Comité de Arándanos


You must be logged in to post a comment.